Copia de LA VACA TUDANCA. LA VACA CANTABRA

CARNE DE TUDANCA


Parece que cada región de España haya desarrollado mil maneras de satisfacer el gusto, el apetito y el paladar del resto de zonas del país y habitantes de estas.


Si en Asturias tenemos la sidra o la fabada y el cachopo , en Valencia la paella y en Galicia el marisco...







en Cantabria existe una carne habitualmente poco conocida fuera de sus fronteras, pero que dentro de las mismas se vuelve un reclamo para profanos y entendidos gastronómicos.

Se trata de la carne de vaca Tudanca.

¿Todavía no sabes cómo es el sabor irresistible de la carne de raza Tudanca? No podemos dártelo a probar a través de la pantalla pero sí podemos ponerte en situación:


Ganado criado en pureza según el calendario de Cantabria Aprovechando al máximo los pastos en primavera y otoño, el monte en verano y estabulando en invierno para proteger al ganado del frío


Como es la carne de Tudanca


Esta carne pertenece a una de las razas de vacas que distinguimos por tener “Carne De La Buena”. Es una de las razas más cuidadas y autóctonas de Cantabria, conocida por su espectacular aspecto y su sabrosa carne.

Según afirman sus criadores: “no es la vaca más fuerte, ni la más lechera, ni la que más carne produce, pero es muy fuerte, produce leche rica en grasas, su carne es magra y sabrosa, y sobre todo, se adapta perfectamente al régimen de semi-libertad en el clima montañés”.

En la época estival mantienen una alimentación basada en los recursos pastables que ofrecen las cotas altas de las montañas, mientras que durante el invierno el suministro es de heno, veza, de hierba y otros cereales.




SABOR Y PROPIEDADES

Los entendidos culinarios dicen de esta carne que su sabor es, intenso y exquisito. Esto se debe a las características propias de su raza como a su alimentación. Los cereales producen el veteado de grasa dentro del músculo, lo que se conoce como marmoleado de la carne, que proporciona mayor terneza, sabor y jugosidad.

El color de la carne es de un rojo intenso característico de las razas más rústicas. Posee un alto contenido en ácidos Omega-3 gracias a su alimentación a base de pastoreo.


Según los estudios realizados por el CIFA (Centro de Investigación y Formación Agraria de Cantabria), la vaca Tudanca, aunque da menores rendimientos que otras razas foráneas, produce una carne de gran calidad, alta naturalidad y rica en ácidos grasos.